Ribadavia, la estación de la libertad

Desde su quiosco en esa terminal gallega, las hermanas Touza ayudaron a cientos de judíos a huir de los campos de exterminio durante la II Guerra Mundial.

El antiguo kiosko de las hermanas Touza (foto cedida por el Concello de Ribadavia).
En el lugar del antiguo kiosco hoy luce un rosal.

Dos novelas, una obra de teatro y… ¿una película?

En 2008, el Centro Simón Peres por la Paz, con sede en Jerusalén, plantó un árbol con el nombre de Lola. Por ahora, el estado de Israel no ha otorgado a las hermanas el título de Justos entre las Naciones, su máximo reconocimiento oficial, que distingue a personas de confesión no judía que arriesgaron sus vidas para prestar ayuda de forma desinteresada. Unas 28.000 personas gozan de este galardón, incluidos algunos españoles. El más popular es el diplomático Ángel Sanz Briz, también conocido como El ángel de Budapest, cuya vida fue llevada al cine y la televisión. Según se calcula salvó la vida a unos 5.000 judíos húngaros facilitándoles pasaportes españoles.

Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, entidad pública empresarial española dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, entidad pública empresarial española dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.